El antibiótico natural más potente. Aceite de orégano silvestre.

El aceite de orégano silvestre es el antibiótico natural más potente que existe. Contienen una amplia gama de nutrientes tales como vitamina A, C y E. También contiene minerales como hierro, magnesio, boro, manganeso, zinc y calcio.

Sin embargo, lo más destacado del aceite de orégano son sus dos principales componentes fenólicos, timol y carvacrol que hacen tan especial este aceite en cuanto a su uso como antibiótico natural por  sus propiedades antibacterianas, antivirales, antifúngicas y antibióticas.

Propiedades del Timol

El timol es un poderoso antiséptico y antifúngico que estimula el sistema nervioso. Combate bacterías (como el e-coli), hongos (como la candida) y parásitos(como gusanos intestinales) y es un gran espectorante y diurético natural.

Es un tratamiento muy eficaz en infecciones respiratorias superiores y en infecciones renales y urinarias.

Propiedades del Carvacrol

El carvacrol contenido en el aceite de orégano es uno de los componentes con mayor actividad antibacteriana según distintos estudios en los que se estableció una comparativa entre distintos compuestos de diversos aceites esenciales

Los estudios confirman que el aceite de orégano presenta un amplio espectro de acción incluso con una actividad antibacteriana superior a alguno de los antibióticos más comúnmente conocidos como la estreptomicina o el ciprofloxacino

El carvacrol es eficaz en una amplia gama de infecciones, incluyendo las causadas por bacterias, parásitos y hongos: Candida Albicans, e-coli, Giardia, Salmonela…

Alternativa a los antibioticos para las infecciones

Es importante no acudir a los antibióticos quimicos por los efectos negativos que tienen sobre el organismo. Los antibióticos destruyen la microbiota intestinas debilitando nuestro sistema inmunologico. Además las bacterias se hacen resistentes a ellos y cada vez son menos eficaces. Por esto, es importante dar una oportunidad antes a los antibióticos naturales ya que estan exentos de estos problemas.

Para que sirve el aceite de orégano

El aceite de orégano es efectivo para tratar problemas de acné, alergias, artritis, asma, bronquitis, cándida, úlceras bucales, resfriados, gripe, estreñimiento, diarrea, trastornos digestivos, dolor de oído, dolor de cabeza, inflamación, picadoras de insectos, desarreglos menstruales, psoriasis, seborrea, sinusitis, tromo, hongos .

¿Como se usa el aceite de orégano?

Una ventaja del aceite de orégano es que se puede usar tanto por via tópica o interna dependiendo de lo que necesitemos tratar.

Los aceites esenciales funcionan mucho más rápido que las infusiones o las capsulas y son más digeribles, absorbidos y asimilados por nuestro organismo.

Se puede utilizar por via tópica mezcladolo con aceite de coco o aceite de oliva, también «beber» acompañandolo con zumos o en  infusión. Tiene el sabor fuerte y es posible que necesites tomar un vaso de agua despues para aliviar el quemazon de garganta o boca.

También se puede añadir una gota de aceite esencial de orégano en un humidificador, para trata problemas respiratorios.

Es un producto natural con pocos efectos secundarios. Sin embargo, recomiendo que no se utilice en niños o si estas embarazada o amamantando. También se cuidadoso si eres alérgico o si estas tomando algún antioagulante.

¿Son todos los aceites de orégano iguales?

No, existen muchos productos en el mercado pero no todos son de la misma calidad. Solo el aceite de orégano silvestre cuenta con la proporción adecuada de timol y carvacrol,  que no debe ser menor al 85%. Ten en cuenta esto a la hora de comprar el aceite esencial.

¿Que aceite de orégano silvestre recomiendo?

El aceite de orégano Silvetre Sura Vitasan es el aceite esencial que más alto contenido tiene un 91 – 95% de carvacrol

– Para uso interno:
Como complemento alimenticio se sugiere tomar de 1 a 3 gotas mezcladas con un poco de agua o zumo (30 ml), mantener un ratito debajo de la lengua o hacer gárgaras y después tragar.  Tomar entre 1 y 8 veces al día según la necesidad y espaciando las tomas

– Para uso externo:
Mezclar con un poco de aceite de oliva u otro aceite vegetal y aplicar en la zona afectada.

 

 

 

Un comentario en “El antibiótico natural más potente. Aceite de orégano silvestre.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *