Tratamiento natural para prevenir y revertir las enfermedades autoinmunes

Si sufres de una enfermedad autoinmune, es de sospechar que tu  sistema digestivo no es tan saludable como debería ser y que los efectos del “síndrome del intestino permeable” pudieran estar afectándote de algún modo.

Algunos de los síntomas del intestino permeable, son un exceso de malolientes gases,  malestar  después de las comidas e incluso durante las comidas, estreñimiento y/o diarrea crónica.

Es maravilloso ver cuando nos hacemos un corte en un dedo, como nuestro cuerpo cicatriza rápidamente la herida. Este es el proceso de autocuración y es realmente sorprendente comprobar que
desde el mismo momento que se produce la herida el cuerpo comienza a curarlo.

Nuestro cuerpo tiene esta capacidad de la auto curación y es extensible a todos los órganos aunque no podamos verlo.

Lo mejor que podemos hacer cuando esto ocurre, es no estar continuamente rascando la herida ya que dificultaremos la tarea de curación.

De la misma manera, si nuestro sistema digestivo no funciona correctamente lo mejor que podemos hacer,  es favorecer las condiciones necesarias para que el proceso de curación sea lo más eficaz posible. Esto es sin duda lo mejor que puedes hacer por tu salud.

Lo más importante para facilitar la curación del aparato digestivo es masticar bien los alimentos, hasta conseguir una papilla. Gracias a la masticación rompemos la estructura del alimento y conseguiremos una buena asimilación de los alimentos.

Tus dientes están diseñados para romper los alimentos mientras que el resto del aparato digestivo están diseñados para digerir los nutrientes. Si no masticas suficientemente los alimentos estas asignando a los órganos del sistema digestivo una tarea para la cual no fue diseñada.

Masticar bien los alimentos estimula el descanso tanto físico como emocional. Al estar relajado  mientras comes permites cuerpo realizar la digestión correctamente. Es lógico, ¿verdad?

El estrés, la falta de descanso y la alimentación afectan a su salud y especialmente a su sistema digestivo. Más adelante trataremos cada uno de estos puntos.

Evita el exceso de proteínas

Una causa importante de las enfermedades autoinmune son las reacciones antígeno-anticuerpo que pueden causar inflamación y el malestar que las acompaña.

Masticar correctamente los alimentos evitará en gran medida que las proteínas no digeridas pasen directamente a su sangre. Aún así,  es importante  evitar comer más proteínas de las que el cuerpo necesita.

Una regla que podemos aplicar para no excedernos en la cantidad diaria de proteína a ingerir sería, no tomar más de la mitad de nuestro peso en gr de proteínas. Esto es, si pesas 80 kg la cantidad recomendada de proteína al día sería de unos 40gr.

No olvides que no solo la carne aporta proteínas, otros alimentos como las frutas, las verduras y legumbres también contienen proteínas de alta calidad.

Elige preferente proteínas de origen vegetal y en el caso de comer proteínas animales serán (en este orden)  provenientes del pescado, carnes blancas y en último lugar de carnes rojas.

Por supuesto no tomaremos en ningún caso proteínas animales provenientes de alimentos procesados.

Como consumir los alimentos para aprovechar sus nutrientes y no causar daño.

El exceso de cocción y a altas temperaturas  altera la composición química y elimina la mayoría de los nutrientes de los alimentos. Procura cocinar el menor tiempo posible y a no más de 100ºC.

Comer las verduras crudas permite aprovechar las enzimas que se destruyen en la cocción, en cualquier caso si es preciso cocinar, la cocción al vapor permiten aprovechar los nutrientes.

Tomar licuados de zumos vegetales recién exprimidos permite aprovechar el 100 % de las enzimas. Incluye al menos 1 licuado vegetal al día en tu dieta.

El sueño reparador cura y previene las enfermedades.

Tener pocas horas de descanso, estrés, ritmo de vida acelerado, provocan que el sueño sea poco reparador.  El dormir mal no solo afecta a la calidad de vida diaria sino que también provoca y agrava las enfermedades.

Mientras dormimos se producen grandes cantidades de hormonas que son directa o indirectamente responsables de facilitar la curación.

La vitamina D y las enfermedades autoinmunes

La vitamina D está altamente relacionada con la prevención de las enfermedades autoinmunes.

La deficiencia de vitamina D podría desencadenar  o exacerbar las reacciones autoinmunes. Numerosos estudios relacionan una deficiencia de la vitamina D con enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, artritis reumatoidea, lupus eritomatoso sistémico, diabetes de tipo 1…

Tomar el sol regularmente es una de las formas más fáciles y seguras que encontrarás para proveer vitamina D,  prevenir y revertir una enfermedad autoinmune.

3 Vitaminas Esenciales que refuerzan el Sistema Inmunológico.

El sistema inmunológico es similar al motor de un vehículo. Debe ser mantenido y provisto del combustible adecuado para que el funcione en perfectas condiciones. Es fundamental para gozar de buena salud y luchar contra las enfermedades.

Si el sistema inmunológico esta debilitado, el cuerpo es susceptible de contraer enfermedades.

La tarea del sistema inmune es identificar aquellas cosas que son saludables y aquellas que no lo son. Una vez identificado los patógenos que pueden ser dañinos para nuestro cuerpo, se encarga de neutralizarlos y destruirlos y de este modo preservar la salud.

Como un buen combustible para el motor, las vitaminas proporcionan los nutrientes para ayudar al sistema inmune para que realice correctamente su trabajo. Las vitaminas son micronutrientes indispensables para la vida y se pueden obtener de forma natural a través de los alimentos. Sin embargo, la alimentación moderna es cada vez más deficiente en vitaminas y minerales.

Con el uso de fitosanitarios, aditivos, conservantes y otros químicos que la industria alimenticia añade a los alimentos mermamos la calidad y biodisponibilidad de las vitaminas que los alimentos tienen en su forma natural.

Personalmente, recomiendo una alimentación basada en alimentos organicos, para evitar estos inconvenientes. Soy consciente de que esto no es siempre es posible y echar mano de las suplementos vitamínicos puede ser en algunos casos una buena elección.

Beneficios de la vitamina D en el sistema inmunológico.

Las vitaminas A y D refuerzan el sistema inmunológico y es especialmente útil en la prevención de enfermedades autoinmunes y en procesos inflamatorios. Existen numerosos estudios que así lo confirman.

Alimentos ricos en vitamina D son el aceite de hígado de bacalo, yema de huevo, pescados azules (Salmón, sardina…) productos lácteos, perejil, cola de caballo. Pero la fuente más importante es la exposición a luz solar.

La vitamina D es importante para la detención del cancer de mama y colon. Además ayuda con la hipocalcemia, tiroides, osteorartritis y lo osteoporosis. Y es de vital importancia en enfermedades autoinmunes como la esclerosis multiple, la mielitis transversa, artritis reumatoide.

Función y efectos de la vitamina A

Algunos mecanismos inmunomoduladores están vinculados con la administración de vitamina A. Reduce el riesgo del VIH, el sarampión y algunos tipos de diarrea.
Algunas alimentos ricos en vitamina A son las verduras y frutas de color amarillo y verde. como las zanahorias, albaricoques, calabaza…

Beneficios de la vitamina E en el sistema inmune

Esta vitamina estimula la actividad de los linfocitos T y posee propiedades inmuno-protectoras y anti-oxidantes. Debido a estas propiedades, la vitamina E puede reducir los riegos asociados con el envejecimiento como problemas cardiovasculares y el cáncer. Ayuda a evitar el daño producido por los radicales libre

Conclusión

Las vitaminas juegan un papel esencial para ayudar a mantener el cuerpo sano y son fundamentales para la vida. Aunque todas las vitaminas son importantes y trabajan sinérgicamente con otros micronutrientes, las vitaminas más importantes para el sistema inmunológico son la vitamina A, D y E.

Debemos procurar llevar una alimentación saludable, y realizar una dieta lo más natural posible, rica en alimentos poco cocinados y evitar las temperaturas elevadas en la cocción para evitar la degradación de las vitaminas. En la medida de lo posible compraremos alimentos de origen orgánico.

El antibiótico natural más potente. Aceite de orégano silvestre.

El aceite de orégano silvestre es el antibiótico natural más potente que existe. Contienen una amplia gama de nutrientes tales como vitamina A, C y E. También contiene minerales como hierro, magnesio, boro, manganeso, zinc y calcio.

Sin embargo, lo más destacado del aceite de orégano son sus dos principales componentes fenólicos, timol y carvacrol que hacen tan especial este aceite en cuanto a su uso como antibiótico natural por  sus propiedades antibacterianas, antivirales, antifúngicas y antibióticas.

Propiedades del Timol

El timol es un poderoso antiséptico y antifúngico que estimula el sistema nervioso. Combate bacterías (como el e-coli), hongos (como la candida) y parásitos(como gusanos intestinales) y es un gran espectorante y diurético natural.

Es un tratamiento muy eficaz en infecciones respiratorias superiores y en infecciones renales y urinarias.

Propiedades del Carvacrol

El carvacrol contenido en el aceite de orégano es uno de los componentes con mayor actividad antibacteriana según distintos estudios en los que se estableció una comparativa entre distintos compuestos de diversos aceites esenciales

Los estudios confirman que el aceite de orégano presenta un amplio espectro de acción incluso con una actividad antibacteriana superior a alguno de los antibióticos más comúnmente conocidos como la estreptomicina o el ciprofloxacino

El carvacrol es eficaz en una amplia gama de infecciones, incluyendo las causadas por bacterias, parásitos y hongos: Candida Albicans, e-coli, Giardia, Salmonela…

Alternativa a los antibioticos para las infecciones

Es importante no acudir a los antibióticos quimicos por los efectos negativos que tienen sobre el organismo. Los antibióticos destruyen la microbiota intestinas debilitando nuestro sistema inmunologico. Además las bacterias se hacen resistentes a ellos y cada vez son menos eficaces. Por esto, es importante dar una oportunidad antes a los antibióticos naturales ya que estan exentos de estos problemas.

Para que sirve el aceite de orégano

El aceite de orégano es efectivo para tratar problemas de acné, alergias, artritis, asma, bronquitis, cándida, úlceras bucales, resfriados, gripe, estreñimiento, diarrea, trastornos digestivos, dolor de oído, dolor de cabeza, inflamación, picadoras de insectos, desarreglos menstruales, psoriasis, seborrea, sinusitis, tromo, hongos .

¿Como se usa el aceite de orégano?

Una ventaja del aceite de orégano es que se puede usar tanto por via tópica o interna dependiendo de lo que necesitemos tratar.

Los aceites esenciales funcionan mucho más rápido que las infusiones o las capsulas y son más digeribles, absorbidos y asimilados por nuestro organismo.

Se puede utilizar por via tópica mezcladolo con aceite de coco o aceite de oliva, también “beber” acompañandolo con zumos o en  infusión. Tiene el sabor fuerte y es posible que necesites tomar un vaso de agua despues para aliviar el quemazon de garganta o boca.

También se puede añadir una gota de aceite esencial de orégano en un humidificador, para trata problemas respiratorios.

Es un producto natural con pocos efectos secundarios. Sin embargo, recomiendo que no se utilice en niños o si estas embarazada o amamantando. También se cuidadoso si eres alérgico o si estas tomando algún antioagulante.

¿Son todos los aceites de orégano iguales?

No, existen muchos productos en el mercado pero no todos son de la misma calidad. Solo el aceite de orégano silvestre cuenta con la proporción adecuada de timol y carvacrol,  que no debe ser menor al 85%. Ten en cuenta esto a la hora de comprar el aceite esencial.

¿Que aceite de orégano silvestre recomiendo?

El aceite de orégano Silvetre Sura Vitasan es el aceite esencial que más alto contenido tiene un 91 – 95% de carvacrol

– Para uso interno:
Como complemento alimenticio se sugiere tomar de 1 a 3 gotas mezcladas con un poco de agua o zumo (30 ml), mantener un ratito debajo de la lengua o hacer gárgaras y después tragar.  Tomar entre 1 y 8 veces al día según la necesidad y espaciando las tomas

– Para uso externo:
Mezclar con un poco de aceite de oliva u otro aceite vegetal y aplicar en la zona afectada.

 

 

 

Consume estos hongos medicinales y nunca más caerás enfermo.

Los hongos medicinales se han utilizado durante siglos en Asia y numerosos estudios científicos respaldan la capacidad que las setas tienen para mejorar la salud.

Los hongos refuerzan el sistema inmune, son antioxidantes y protegen al cuerpo contra el cáncer. Son un alimento rico en vitaminas y minerales. Y son buenos aliados para algunas enfermedades autoinmunes.

El consumo habitual de algunos hongos previene la enfermedad y conserva la salud.

De los suplementos naturales conocidos, los hongos son los más efectivos para fortalecer el sistema inmunológico.

Se pueden consumir añadiéndolos como un ingrediente más en la comida, en forma de suplementos e incluso como infusión.

Shiitake

Si comes un hongo Shiitake cada día, podrás observar los cambios tan beneficiosos que obtendrás en tu sistema inmunológico. Se ha demostrado que esta seta es útil para combatir la infección bacteriana y el virus de la gripe.

Reishi.

Es otro hongo que posee muchas propiedades curativas. Este hongo es un depurativo de la sangre, fortalece el sistema circulatorio y refuerza el sistema inmunológico.

El reshi es eficaz en el tratamiento de alergias gracias a que inhibe la liberación de histaminas. Ayuda al cuerpo a combatir el estrés.

Ayuda a disminuir los niveles de colesterol y la presión arterial y es eficaz en pacientes con problemas de corazón.

Maitake

El hongo Maitake tiene cualidades similares al Reishi. Esta seta fue probada para estimular el sistema inmune en pacientes de cáncer de mama. Tomándolo junto con vitamina C aumentamos la absorción de sus compuestos.

En Japón es conocido como “el rey de las setas”. Es rico en beta-glucano, azúcares complejos naturales que estimula el sistema inmunológico. Es útil para la infección bacteriana, viral, micótica. El maitake activa el sistema inmunológico y mejora la auto-curación del cuerpo.

Las personas con diabetes del tipo 2, pueden encontrar un buen aliado en este hongo ya que este tiene la capacidad de reducir el azúcar en sangre.

Cordyceps Sinensis.

El cordyceps sinesis es capaz de regular y recuperar el sistema inmunológico. Estudios respaldan la potencialidad de esta seta en el tratamiento de enfermedades autoinmunes como el el lupus, esclerosis múltiple…

Se emplea con un gran éxito para la fatiga y recuperar la energía. Es un potente antibiótico y como los otros hongos eficaz para estimular el sistema inmunológico. Tienes propiedades anti-inflamatoria y previene la aparición de tumores. Es útil para la prevención de la depresión y mejora la función pulmonar y adrenal.

¿Donde comprar estos suplementos?

Dependiendo donde vivas puede ser complicado consumir estos hongos en su forma natural. Sin embargo, gracias a los suplementos todos podemos beneficiarnos de todas sus propiedades.

Puedes encontrar estos suplementos en cualquier herbolario de su ciudad o sin moverte de casa comprando por Internet.

¿Qué suplemento puedo tomar?

GP1700Source Naturals Mushroom Inmune Defense es una mezcla de micelios de hongos y extractos de 16 de las especies más estudiadas de hongos. Al combinar estas setas, trabajan en sinergia fortaleciendo los extractos. Este suplemento ofrece un amplio espectro y es aconsejado para fortalecer el sistema inmunologico.

Contiene:

Shiitake, Reishi, Maitake, y Trametes versicolor + Vitamina C